Veintidós años en el desierto

Mis memorias y tres expediciones al interior del Sáhara

Introducción de Pablo-Ignacio de Dalmases

A principios de siglo XX España y Francia acordaron sus respectivas zonas de influencia en África occidental, correspondiendo a la primera un gran bocado del Sáhara en cuya península de Río de Oro se había establecido en 1884. Sin embargo, la penetración efectiva fue muy lenta por la tenaz oposición de la población local, de religión islámica, a aceptar la presencia de forasteros, especialmente si estos eran infieles. Con la dramática experiencia de las guerras coloniales todavía reciente, el gobierno de Madrid fue muy renuente a emprender nuevas conquistas y sólo aceptó extender su soberanía en la nueva colonia siempre que ello no comportara riesgos. En este objetivo fue clave la figura de Francisco Bens Argandoña, un militar cubano español que fue enviado al Sáhara occidental como gobernador en 1904 y permaneció allí 22 años, logrando con habilidad suprema, y sin medios económicos ni militares, moverse con soltura por el interior del desierto y ocupar sin derramamiento de sangre Cabo Jubi y La Güera, no pudiéndolo hacer sin embargo en Ifni por causas ajenas a su voluntad. De regreso de su aventura africana y poco antes de morir, redactó unas memorias que reproducimos en el presente volumen, así como los relatos de sus primeros viajes por el desierto. Todo ello se completa con una detallada semblanza biográfica de este fascinante personaje que ha sido calificado como el Lawrence de Arabia español, bien que en su caso pacífico, lo que hace de Bens un colonizador absolutamente excepcional.

Escritor
Colección
Historia Moderna y Contemporánea
Materia
Historia
Idioma
  • Castellano
EAN
9788416770335
Páginas
400
Ancho
148 cm
Alto
210 cm
Fecha publicación
11-11-2016
Número en la colección
2
Papel
20,00 €
434,53 MX$ 23,06 US$ Añadir al carrito
También disponible en

Sobre Francisco Bens Argandoña

  • Francisco Bens Argandoña
    Nació en La Habana en 1867 e ingresó muy joven en la Academia Militar de esa ciudad donde se graduó como alférez a los dieciocho años. Trasladado a la península participa en la fuerza de auxilio enviada a Melilla contra los rifeños. En 1896 vuelve a Cuba, combatiendo la independe... Ver más sobre el autor

Reseñas

Libros relacionados